Quedan publicados los horarios y la planificación de los exámenes extraordinarios para el Grado en Artes Visuales y Danza con Mención 

Aqui podrás descargar toda la planificación de los exámenes de convocatoria extraordinaria.

Planificación
El Instituto Superior de Danza "Alicia Alonso" comienza su campaña para realizar las pruebas de acceso para el curso 2020/21, para ello se ha lanzado la página web www.iudaacampusarte.com donde se ofrece toda la información sobre las titulaciones y los procesos que se llevan a cabo para la selección de los estudiantes que optan por estudiar en los Títulos Superiores de Danza y los Grados Universitarios de docencia compartida con la URJC.
AISGE y el resto de entidades iberoamericanas celebran la fecha como “hito histórico” y recuerdan que coincide con el momento de mayor consumo audiovisual.

El 28 de abril de 2020 se convierte en un día histórico para los actores y actrices del mundo entero. Esta fecha representa la entrada en vigor del Tratado de Beijing sobre Interpretaciones y Ejecuciones Audiovisuales, que atribuye derechos morales y patrimoniales de naturaleza intelectual a los actores y pasa a reconocerlos como creadores de primer orden. El tratado, que toma su nombre de la capital china, donde fue adoptado el 24 de junio de 2012, pasa a disfrutar de vigencia internacional tras haber superado el pasado 28 de enero las 30 ratificaciones que requiere la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), la oficina de la ONU para la materia. 

Este martes se cumplen tres meses desde que el Tratado de Beijing alcanzó las 30 ratificaciones o adhesiones necesarias para su entrada en vigor, por lo que desde este momento pasa a desplegar todos sus efectos. Todo ello coincide con un momento de especial necesidad para los artistas, especialmente golpeados por los efectos económicos del COVID-19 a la vista de que los cines, sets de rodaje y teatros fueron los primeros en cerrar y serán de los últimos en abrir. Y ello, al tiempo que durante el confinamiento se dispara el consumo de contenidos audiovisuales a través de televisión y plataformas digitales, sin que en la mayor parte de los casos los actores obtengan rendimiento económico alguno.

Latin Artis, la federación de entidades de gestión iberoamericanas de la que forma parte AISGE, ha trabajado durante esta última década para la exitosa adopción del Tratado y logró recabar el respaldo de la inmensa mayoría de actores y actrices del mundo. Algunos de ellos, como el español Javier Bardem, llegaron a desplazarse a Ginebra para defender la necesidad de contar con un tratado internacional que reconociera y protegiera sus derechos. “El Tratado de Beijing es lo más importante que nos ha pasado a los actores desde la invención del cinematógrafo”, declaró el año pasado el propio Bardem.

En parecidos términos se pronunciaron también artistas de la repercusión internacional de Meryl Streep, Antonio Banderas, Sonia Braga o Eugene Levy, que participaron en un vídeo coordinado y elaborado por Latin Artis y la Federación Internacional de Actores (FIA), y proyectado durante la Conferencia Diplomática de Beijing.

Tras aquella adopción, en 2012, Latin Artis y sus miembros han contribuido intensamente a la promoción del Tratado para sumar el mayor número de ratificaciones. El objetivo era no ya solo su pronta entrada en vigor, sino una implementación universal que garantice a actores y actrices de cualquier lugar del mundo el reconocimiento y protección de sus derechos allá donde sus interpretaciones sean explotadas. Además de actividades en todos los países representados por Latin Artis, desde seminarios a talleres o reuniones multilaterales con representantes sectoriales, gubernamentales o legislativos, se han organizado cada otoño junto a la OMPI los distintos Foros Iberoamericanos sobre Interpretaciones Audiovisuales

Tras superar con éxito las dos primeras fases –adopción y entrada en vigor–, queda ahora una tercera y más decisiva, la de implementación del Tratado en las distintas legislaciones nacionales. Esta traslación servirá para aplicar el principal objetivo que ya determinaba el primer párrafo del preámbulo: “Desarrollar y mantener la protección de los derechos de los artistas intérpretes o ejecutantes respecto de sus interpretaciones o ejecuciones audiovisuales de la manera más eficaz y uniforme posible”.

La eficacia y uniformidad adquieren una relevancia especial con el advenimiento de los nuevos modelos de televisión interactiva o a la carta, liderados por grandes plataformas como Netflix, HBO, Amazon Prime, Hulu, Disney+, Movistar+ y otras, que ofrecen sus grandes catálogos de contenidos audiovisuales con carácter simultáneo en todo el planeta. La implantación del Tratado de Beijing permitirá a actores y actrices del mundo entero reclamar sus derechos en todos aquellos países en los que sus interpretaciones sean objeto de explotación. Y ello, junto con el desarrollo de una gestión colectiva transparente, rigurosa, profesional y solidaria, permitirá una mejoría sustancial, justa y necesaria, de las condiciones socio-laborales y familiares de los actores y actrices del mundo entero.

 “El Tratado de Beijing llega con retraso, pero es muy oportuno para que el actor pueda participar económicamente de la explotación de su trabajo”, añadió en sus declaraciones de finales de 2019 el actor Javier Bardem. En este sentido, el secretario general de Latin Artis, el español Abel Martín Villarejo, agrega: “Cuando un artista crea un personaje y lo actúa ante la cámara, está contribuyendo de manera extraordinaria al enriquecimiento cultural, social y económico de un país, una región y la humanidad en su conjunto”. A su juicio, el arte de la actuación de personajes audiovisuales “se ha erigido en las últimas décadas en el bien cultural y económico más demandado por los ciudadanos de todo el mundo”, hasta el punto de que todos los modelos de negocio audiovisual (cinematográficos y televisivos) pivotan sobre los contenidos de ficción.

 AISGE y las demás entidades integrantes de Latin Artis han coincidido en aprovechar esta fecha, “que marca un hito histórico”, para felicitar a todos los actores y actrices del mundo y “agradecer públicamente su trabajo y compromiso a todos los que hicieron este Tratado posible, en particular al director general de la OMPI, Francis Gurry”. 

El pronunciamiento de Latin Artis agrega: “Los actores de todo el mundo queremos agradecer y felicitar a todos los países que ya son parte del Tratado de Beijing mediante su ratificación y animar a todos aquellos que aún no lo han ratificado para que lo hagan cuanto antes. Así podrán beneficiar a los actores y demás creadores, ciudadanos, industrias y cultura de sus respectivas naciones con todos los efectos positivos que aporta tan importante instrumento internacional”.

Tratado de Beijing sobre Interpretaciones y Ejecuciones Audiovisuales

El Tratado de Beijing sobre Interpretaciones y Ejecuciones Audiovisuales, que fue adoptado el 24 de junio de 2012, se ocupa de los derechos de propiedad intelectual de los artistas intérpretes o ejecutantes sobre las interpretaciones o ejecuciones audiovisuales.

Reseña del Tratado de Beijing sobre Interpretaciones y Ejecuciones Audiovisuales (2012)

El Tratado de Beijing sobre Interpretaciones y Ejecuciones Audiovisuales fue adoptado por la Conferencia diplomática sobre la protección de la fijación interpretaciones y ejecuciones audiovisuales, celebrada en Beijing del 20 al 26 de junio de 2012. El Tratado contempla los derechos de propiedad intelectual de los artistas intérpretes o ejecutantes sobre las interpretaciones o ejecuciones audiovisuales.

El Tratado confiere a los artistas intérpretes o ejecutantes cuatro tipos de derechos patrimonialessobre sus interpretaciones o ejecuciones fijadas en fijaciones audiovisuales, por ejemplo, en películas: i) el derecho de reproducción, ii) el derecho de distribución, iii) el derecho de alquiler y iv) el derecho de puesta a disposición.

  • El derecho de reproducción es el derecho a autorizar la reproducción directa o indirecta de la interpretación o ejecución fijada en fijaciones audiovisuales, por cualquier procedimiento o bajo cualquier forma.
  • El derecho de distribución es el derecho a autorizar la puesta a disposición del público del original y de los ejemplares sus interpretaciones o ejecuciones fijadas en fijaciones audiovisuales mediante la venta u otra transferencia de propiedad.
  • El derecho de alquiler es el derecho a autorizar el alquiler comercial al público del original y de los ejemplares de sus interpretaciones o ejecuciones fijadas en fijaciones audiovisuales.
  • El derecho de puesta a disposición es el derecho a autorizar la puesta a disposición del público, por medios alámbricos o inalámbricos, de cualquier interpretación o ejecución fijada en una fijación audiovisual, de modo que los miembros del público tengan acceso a dicha interpretación o ejecución desde el lugar y en el momento que cada uno de ellos elija. Ese derecho abarca, en particular, la puesta a disposición previa petición mediante Internet.

Por lo que respecta a las interpretaciones o ejecuciones no fijadas (en vivo), el Tratado concede a los artistas intérpretes o ejecutantes tres tipos de derechos patrimoniales: i) el derecho de radiodifusión, (excepto en el caso de retransmisión); ii) el derecho de comunicación al público (excepto cuando la interpretación o ejecución constituya una interpretación o ejecución radiodifundida); y iii) el derecho de fijación.

El Tratado también confiere a los artistas intérpretes o ejecutantes derechos morales, es decir, el derecho a ser reconocidos como artistas intérpretes o ejecutantes (excepto cuando la omisión venga dictada por la manera de utilizar la interpretación o ejecución); y el derecho a oponerse a toda distorsión, mutilación u otra modificación que perjudique el honor y la reputación del autor, teniendo en cuenta la naturaleza de las fijaciones audiovisuales.

El Tratado dispone que los artistas intérpretes o ejecutantes gozarán del derecho a autorizar la radiodifusión y la comunicación al público de sus interpretaciones o ejecuciones fijadas en fijaciones audiovisuales. Sin embargo, las Partes Contratantes podrán notificar que, en lugar del derecho de autorización, establecerán el derecho a una remuneración equitativa por la utilización directa o indirecta para la radiodifusión o la comunicación al público de las interpretaciones o ejecuciones fijadas en fijaciones audiovisuales. Ahora bien, las Partes Contratantes pueden limitar o, a condición de haber formulado una reserva en relación con el Tratado, negar ese derecho. En ese caso, y en la medida en que la Parte Contratante interesada haya formulado la reserva, las demás Partes Contratantes tendrán la facultad de no ejercer el trato nacional respecto de la Parte Contratante que haya formulado la reserva ("reciprocidad").

En cuanto a la cesión de derechos, el Tratado dispone que las Partes Contratantes podrán disponer en su legislación nacional que cuando el artista intérprete o ejecutante haya dado su consentimiento para la fijación de su interpretación o ejecución en una fijación audiovisual, los derechos exclusivos mencionados anteriormente serán cedidos al productor de la fijación audiovisual (a menos que se estipule lo contrario en un contrato entre el artista intérprete o ejecutante y el productor). Independientemente de dicha cesión de los derechos, en las legislaciones nacionales o los acuerdos individuales, colectivos o de otro tipo se podrá otorgar al artista intérprete o ejecutante el derecho a percibir regalías o una remuneración equitativa por todo uso de la interpretación o ejecución, según lo dispuesto en el Tratado.

En cuanto a las limitaciones y excepciones, en el artículo 13 del Tratado de Beijing se incorpora la llamada "regla de los tres pasos" para la determinación de las limitaciones y excepciones con arreglo a lo dispuesto en el párrafo 2 del artículo 9 del Convenio de Berna, que extiende su aplicación a todos los derechos. En las Declaraciones Concertadas que acompañan al Tratado se dispone que la Declaración Concertada respecto del Artículo 10 del WCT se aplicará también al Tratado de Beijing, es decir que esas limitaciones y excepciones, establecidas en la legislación nacional de conformidad con el Convenio de Berna, podrán hacerse extensivas al entorno digital. Los Estados contratantes podrán contemplar nuevas excepciones y limitaciones adecuadas al entorno digital. Se permite la ampliación de las limitaciones y excepciones existentes, o la creación de otras nuevas, siempre que se cumplan las condiciones de la regla de los tres pasos.

La duración de la protección no podrá ser inferior a 50 años.

El goce y el ejercicio de los derechos previstos en el presente Tratado no estarán subordinados a ninguna formalidad.

En el Tratado se establece la obligación de las Partes Contratantes de prever recursos jurídicos que permitan evitar los actos dirigidos a neutralizar las medidas técnicas de protección (por ejemplo, el cifrado) de que se valen los artistas intérpretes o ejecutantes en relación con el ejercicio de sus derechos, o contra la supresión o alteración de información, como la indicación de determinados datos que permiten identificar al artista intérprete o ejecutante, la interpretación o ejecución, y la propia fijación audiovisual, datos que son necesarios para la gestión (por ejemplo, la concesión de licencias y la recaudación y distribución de regalías) de dichos derechos ("información sobre la gestión de derechos").

En una declaración concertada sobre la interrelación de las medidas tecnológicas y las limitaciones y excepciones se aclara que nada impide a una Parte Contratante adoptar las medidas eficaces y necesarias para velar por que los beneficiarios puedan gozar de las limitaciones y excepciones, si se han aplicado medidas tecnológicas a una interpretación o ejecución audiovisual y si el beneficiario tiene legalmente acceso a dicha interpretación o ejecución. Puede ser preciso adoptar las medidas eficaces y necesarias antes mencionadas únicamente cuando los titulares de derechos no hayan tomado medidas efectivas y adecuadas en relación con dicha interpretación o ejecución para que el beneficiario pueda gozar de las limitaciones y excepciones de conformidad con la legislación nacional de esa Parte Contratante.

Sin perjuicio de la protección jurídica de una obra audiovisual en la que se fija una interpretación o ejecución, las obligaciones relativas a las medidas tecnológicas de protección no se aplicarán a las interpretaciones o ejecuciones que no gocen de protección o que ya no gocen de protección en virtud de la legislación nacional que da aplicación al Tratado.

Las Partes Contratantes otorgarán la protección contemplada en el Tratado a las interpretaciones y ejecuciones fijadas que existan en el momento de la entrada en vigor del Tratado, así como a todas las interpretaciones y ejecuciones que tengan lugar después de la entrada en vigor del Tratado en cada Parte Contratante. Sin embargo, una Parte Contratante podrá declarar que no aplicará las disposiciones relativas a algunos de los derechos exclusivos de reproducción, distribución, alquiler, puesta a disposición de las interpretaciones o ejecuciones audiovisuales fijadas, así como radiodifusión y comunicación al público, o todo ellos, respecto de las interpretaciones o ejecuciones existentes a la fecha de entrada en vigor del Tratado en cada una de las Partes Contratantes. Otras Partes Contratantes podrán, con carácter recíproco, limitar la aplicación de esos derechos en relación con esa Parte Contratante.

El Tratado obliga a las Partes Contratantes a adoptar, de conformidad con su ordenamiento jurídico, las medidas necesarias para garantizar su aplicación. En particular, todas las Partes Contratantes deberán velar por que en la legislación nacional existan procedimientos de observancia que permitan adoptar medidas eficaces contra los actos de infracción de los derechos previstos en el Tratado. Dichas medidas deberán incluir recursos ágiles para evitar las infracciones, así como otros recursos que constituyan un medio eficaz de disuasión para nuevas infracciones.

El Tratado establece una Asamblea de las Partes Contratantes cuya función principal es tratar las cuestiones relativas al mantenimiento y el desarrollo del Tratado, y encomienda a la Secretaría de la OMPI la labor administrativa relacionada con él.

El Tratado de Beijing entrará en vigor tres meses después de que 30 Partes que reúnan las condiciones correspondientes hayan depositado sus instrumentos de ratificación o adhesión. Pueden adherirse al Tratado los Estados miembros de la OMPI y de la Unión Europea. Incumbe a la Asamblea constituida en virtud del Tratado decidir la admisión de otras organizaciones intergubernamentales. Los instrumentos de ratificación o de adhesión deben depositarse en poder del Director General de la OMPI.

Principales disposiciones y ventajas del Tratado de Beijing sobre Interpretaciones y Ejecuciones Audiovisuales

Antecedentes

El Tratado de Beijing sobre Interpretaciones y Ejecuciones Audiovisuales (Tratado de Beijing) fue adoptado por la Conferencia Diplomática sobre la Protección de las Interpretaciones y Ejecuciones Audiovisuales, celebrada

en Beijing del 20 al 26 de junio de 2012. El Tratado de Beijing ha modernizado
y actualizado, a la par de la era digital,
la protección que se contempla en la Convención de Roma sobre la protección de los artistas intérpretes o ejecutantes, los productores de fonogramas y los organismos de radiodifusión (1961)

para los cantantes, los músicos, los bailarines y los actores que participan
en las interpretaciones y ejecuciones audiovisuales. Complementa así las disposicionesdelTratadodelaOMPIsobre Interpretación o Ejecución y Fonogramas (WPPT), que en su día actualizó la protección de los artistas intérpretes
y ejecutantes y los productores de fonogramas.

ElTratadodeBeijingabarcalas interpretaciones y ejecuciones de actores en diferentes medios de comunicación y soportes, como el cine y la televisión y se aplica también a los músicos, en la medida en que sus interpretaciones o ejecuciones estén grabadas en un DVD o en otra plataforma audiovisual. En el Tratado de Beijing se concede a los artistas intérpretes y ejecutantes derechos patrimoniales con respecto a interpretaciones o ejecuciones fijadas y no fijadas, así como determinados derechos morales.

En el presente documento se describen algunas de las principales disposiciones del Tratado de Beijing y se explican algunas
de las ventajas que reporta a los Estados miembros de la OMPI la adhesión al Tratado.

Principales disposiciones del Tratado de Beijing

El Tratado confiere a los artistas intérpretes o ejecutantes cuatro tipos de derechos patrimoniales sobre sus interpretaciones o ejecuciones fijadas en fijaciones audiovisualesi) el derecho de reproducción; ii) el derecho de distribución; iii) el derecho de alquiler; y iv) el derecho de puesta a disposición.

• Elderechodereproducciónesel derecho a autorizar la reproducción directa o indirecta de la interpretación o ejecución fijada en fijaciones audiovisuales, por cualquier procedimiento o bajo cualquier forma.

• Elderechodedistribucióneselderecho a autorizar la puesta a disposición del público del original y de los ejemplares de las interpretaciones o ejecuciones fijadas en fijaciones audiovisuales, mediante la venta u otra transferencia de propiedad.

• El derecho de alquiler es el derecho a autorizar el alquiler comercial al público del original y de los ejemplares de sus interpretaciones o ejecuciones fijadas en fijaciones audiovisuales.

• El derecho de puesta a disposición es el derecho a autorizar la puesta a disposición del público, por medios alámbricos o inalámbricos, de cualquier interpretación o ejecución fijada en una fijación audiovisual, de modo que los miembros del público tengan acceso a dicha interpretación o ejecución desde el lugar y en el momento que cada uno de ellos elija. Ese derecho abarca, en particular, la puesta a disposición previa petición mediante Internet.

Por lo que respecta a las interpretaciones o ejecuciones no fijadas (en vivo), el Tratado concede a los artistas intérpretes o ejecutantes tres tipos de derechos patrimoniales: i) el derecho de radiodifusión (excepto en el caso de retransmisión); ii) el derecho de comunicación al público (excepto cuando la interpretación o ejecución constituya una interpretación o ejecución radiodifundida); y iii) el derecho de fijación.

El Tratado también confiere a los artistas intérpretes o ejecutantes derechos morales, es decir, el derecho a ser reconocidos como artistas intérpretes o ejecutantes (excepto cuando la omisión venga dictada por la manera de utilizar la interpretación o ejecución); y el derecho a oponerse a toda distorsión, mutilación u otra modificación que perjudique la reputación del autor, teniendo en cuenta la naturaleza de las fijaciones audiovisuales.

El Tratado dispone que los artistas intérpretes o ejecutantes gozarán del derecho a autorizar la radiodifusión y la comunicación al público de sus interpretaciones o ejecuciones fijadas en fijaciones audiovisuales. Sin embargo, las Partes Contratantes podrán notificar que, en lugar del derecho de autorización, establecerán el derecho a una remuneración equitativa por la utilización directa o indirecta para la radiodifusión o la comunicación al público de las interpretaciones o ejecuciones fijadas en fijaciones audiovisuales. Ahora bien, las Partes Contratantes pueden limitar o, a condición de haber formulado una reserva en relación con el Tratado, denegar ese derecho. En ese caso, y en la medida en que la Parte Contratante interesada haya formulado la reserva, las demás Partes Contratantes tendrán la facultad de no ejercer el trato nacional respecto de la Parte Contratante que haya formulado la reserva (“reciprocidad”).

En cuanto a la cesión de derechos, el Tratado dispone que las Partes Contratantes podrán disponer en su legislación nacional que cuando el artista intérprete o ejecutante haya dado su consentimiento para la fijación de su interpretación o ejecución
en una fijación audiovisual, los derechos exclusivos mencionados anteriormente serán cedidos al productor de la fijación audiovisual (a menos que se estipule lo contrario en un contrato entre el artista intérprete o ejecutante y el productor). Independientemente de dicha cesión de los derechos, en las legislaciones nacionales o los acuerdos individuales, colectivos o de otro tipo se podrá otorgar al artista intérprete o ejecutante el derecho a percibir regalías o una remuneración equitativa por todo uso de la interpretación o ejecución, según lo dispuesto en el Tratado.

En cuanto a las limitaciones y excepciones, en el artículo 13 del Tratado de Beijing se incorpora la llamada “regla de los tres pasos” para determinar las limitaciones y excepciones con arreglo a lo dispuesto en el párrafo 2) del artículo 9 del Convenio de Berna, que extiende su aplicación a todos los derechos. En las Declaraciones Concertadas que acompañan al Tratado, se dispone que la Declaración Concertada respecto del Artículo 10 del WCT se aplicará también al Tratado de Beijing, es decir que esas limitaciones y excepciones, establecidas en la legislación nacional de conformidad con el Convenio de Berna, podrán hacerse extensivas al entorno digital. Los Estados contratantes podrán contemplar nuevas excepciones y limitaciones adecuadas al entorno digital. Se permite la ampliación de las limitaciones y excepciones existentes, o la creación de otras nuevas, siempre que se cumplan las condiciones de la regla de los tres pasos.

La duración de la protección no podrá ser inferior a 50 años.

El goce y el ejercicio de los derechos previstos en el presente Tratado no estarán subordinados a ninguna formalidad.

En el Tratado se establece la obligación de las Partes Contratantes de prever recursos jurídicos que permitan evitar los actos dirigidos a eludir las medidas técnicas de protección (por ejemplo, el cifrado) de que se valen los artistas intérpretes o ejecutantes en relación con el ejercicio de sus derechos, o contra la supresión o alteración de información, como la indicación de determinados datos que permiten identificar al artista intérprete o ejecutante, la interpretación o ejecución, y la propia fijación audiovisual, datos que son necesarios para la gestión (por ejemplo, la concesión de licencias y la recaudación y distribución de regalías) de dichos derechos (“información sobre la gestión de derechos”).

En una declaración concertada sobre la interrelación de las medidas tecnológicas y las limitaciones y excepciones se aclara que nada impide a una Parte Contratante adoptar las medidas eficaces y necesarias para velar por que los beneficiarios puedan gozar de las limitaciones y excepciones, si se han aplicado medidas tecnológicas a una interpretación o ejecución audiovisual y si el beneficiario tiene legalmente acceso a dicha interpretación o ejecución. Puede ser preciso adoptar las medidas eficaces y necesarias antes mencionadas únicamente cuando los titulares de derechos no hayan tomado medidas efectivas y adecuadas en relación con dicha interpretación o ejecución para que el beneficiario pueda gozar de las limitaciones y excepciones de conformidad con la legislación nacional de esa Parte Contratante. Sin perjuicio de la protección jurídica de una obra audiovisual en la que se fija una interpretación o ejecución, las obligaciones relativas a las medidas tecnológicas de protección
no se aplicarán a las interpretaciones o ejecuciones que no gocen de protección o que ya no gocen de protección en virtud de la legislación nacional que da aplicación al Tratado.

Las Partes Contratantes otorgarán la protección contemplada en el Tratado a las interpretaciones y ejecuciones fijadas que existan en el momento de la entrada en vigor del Tratado, así como a todas las interpretaciones y ejecuciones que tengan lugar después de la entrada en vigor del Tratado en cada Parte Contratante. Sin embargo, una Parte Contratante podrá declarar que no aplicará las disposiciones relativas a algunos de los derechos exclusivos de reproducción, distribución, alquiler, puesta a disposición de las interpretaciones o ejecuciones audiovisuales fijadas, así como radiodifusión y comunicación al público, o todos ellos, respecto de las interpretaciones o ejecuciones existentes a la fecha de entrada en vigor del Tratado en cada una de las Partes Contratantes. Otras Partes Contratantes podrán, con carácter recíproco, limitar la aplicación de esos derechos en relación con esa Parte Contratante.

El Tratado obliga a las Partes Contratantes a adoptar, de conformidad con su ordenamiento jurídico, las medidas necesarias para garantizar su aplicación. En particular, todas las Partes Contratantes deberán velar por que en la legislación nacional existan procedimientos de observancia que permitan adoptar medidas eficaces contra los actos de infracción de los derechos previstos en el Tratado. Dichas medidas deberán incluir recursos ágiles para evitar las infracciones, así como otros recursos que constituyan un medio eficaz de disuasión para nuevas infracciones.

El Tratado establece una Asamblea de las Partes Contratantes cuya función principal es tratar las cuestiones relativas al mantenimiento y el desarrollo del Tratado, y encomienda a la Secretaría de la OMPI la labor administrativa relacionada con él.

El Tratado de Beijing entrará en vigor
tres meses después de que 30 Partes que reúnan las condiciones correspondientes hayan depositado sus instrumentos de ratificación o adhesión. Pueden adherirse al Tratado los Estados miembros de la OMPI y de la Unión Europea. Incumbe a la Asamblea constituida en virtud del Tratado decidir la admisión de otras organizaciones intergubernamentales. Los instrumentos de ratificación o de adhesión deben depositarse en poder del Director General de la OMPI.

Ventajas del tratado de Beijing

La ratificación y entrada en vigor del Tratado de Beijing demuestra que el sistema multilateral de establecimiento de normas que encarna la OMPI puede funcionar bien a la hora de conceder nuevas formas importantes de protección para los creadores y artistas. A ello vienen a añadirse los efectos positivos y concretos que tendrá el Tratado de Beijing para todos los Estados miembros de la OMPI, tanto en desarrollo como desarrollados, y que se percibirán en varios ámbitos, entre otros, el desarrollo económico, la situación de los artistas intérpretes y ejecutantes de obras audiovisuales y la diversidad cultural.

Desarrollo económico

En el Tratado de Beijing se estipula la obligación de las Partes Contratantes de proporcionar plena protección en los respectivos territorios a los titulares de derechos que son nacionales de otras Partes Contratantes, garantizando así que los productores y artistas intérpretes y ejecutantes locales reciban una retribución económica cada vez que sus películas, series de televisión y otros productos audiovisuales sean proyectados o puestos a disposición por otros medios en el extranjero. El Tratado contribuirá a salvaguardar los derechos de los artistas intérpretes y ejecutantes contra la utilización no autorizada de sus interpretaciones y ejecuciones en los medios audiovisuales, tales como la televisión, el cine y el vídeo. En nuestra era actual, caracterizada por el predominio de las producciones audiovisuales y de las imágenes audiovisuales en la música, el consumo del mercado digital se ha extendido, más allá de los programas públicos de televisión, a las cadenas de televisión de pago, los DVD y, recientemente, Internet, incluido el entorno móvil. 


La protección

Aunque la protección de los artistas intérpretes y ejecutantes y los productores locales esté contemplada en la legislación nacional, a falta de un tratado en ese ámbito, esa protección podría poner a los creadores locales en desventaja comparativa, en la medida en que la utilización de contenido audiovisual de otros países no estaría protegida y por consiguiente, dicho contenido sería menos caro. Con el Tratado de Beijing se garantiza la desaparición de esa desventaja comparativa potencial para los creadores locales. 


De las interpretaciones y ejecuciones audiovisuales abarcará todos los mercados audiovisuales en expansión.

El Tratado de Beijing reforzará y, cuando proceda, contribuirá a consolidar las industrias audiovisuales locales, a medida que vayan adhiriéndose al sistema internacional de protección. Además, la industria audiovisual exige mucha mano de obra y emplea a un gran número de artistas intérpretes y ejecutantes, técnicos, músicos y otros creadores. El contenido audiovisual es también conocido por ser un poderoso vector de fomento de productos y servicios de creación local, como automóviles, alimentos y bebidas, prendas de vestir y turismo, y por consiguiente, es un complemento ideal para las industrias de exportación. A medida que vayan creciendo las industrias locales y teniendo los recursos necesarios para producir más contenidos, los consumidores locales se beneficiarán de una mayor gama, diversidad y calidad de opciones audiovisuales locales.

El Tratado de Beijing generará un mayor número de inversiones, al promover una legislación de derecho de autor y derechos conexos eficaz y dotada de mecanismos de observancia, lo que a su vez propiciará un marco equilibrado de intercambio

y acceso internacional a los mercados extranjeros. Al afianzar esos pilares de la industria audiovisual, el Tratado de Beijing estimulará múltiples fuentes de inversión en producción local.

Junto con los tratados “Internet” de la OMPI, el Tratado de Beijing ofrece herramientas básicas para una distribución equilibrada, segura y eficaz del contenido audiovisual por Internet. Las industrias que dependen del derecho de autor constituyen un elemento básico de la economía del conocimiento, que a su vez constituye un motor fundamental del crecimiento y el desarrollo en momentos
de inestabilidad económica. El Tratadode Beijing incrementará la función que desempeña Internet como principal canal de distribución de contenido audiovisual, fomentando así, todavía más, la expansión de la banda ancha e innovaciones de tecnologías de la comunicación y la información en ámbitos como las plataformas de servicios digitales, las aplicaciones de contenido y las normas y tecnologías de transmisión.

2. Mejora de la situación de los artistas intérpretes y ejecutantes de obras audiovisuales

Al ofrecer incentivos y compensación por la utilización internacional de sus interpretaciones y ejecuciones, el Tratado de Beijing reforzará la posición de los artistas intérpretes y ejecutantes en la industria audiovisual. Los artistas intérpretes y ejecutantes son artistas que viven de la cultura. El Tratado de Beijing contribuirá a mejorar la situación profesional de los actores y otros artistas intérpretes y ejecutantes, así como sus condiciones de trabajo. Además, la expansión de los derechos de los artistas intérpretes y ejecutantes podría conllevar la introducción o consolidación de los organismos de artistas intérpretes

y ejecutantes, así como los de los productores, que son sus interlocutores naturales en el ejercicio de los derechos para la explotación de películas y otros contenidos audiovisuales. El auge de esos organismos representativos generará un entorno más propicio al diálogo social entre artistas y productores, lo que tendrá por efecto general consolidar los sectores cinematográfico y audiovisual.

3. Protección de la cultura, el folclore y la diversidad cultural

Además de ser una forma de arte, las películas son un excelente vehículo
de otras expresiones de creatividad e identidad cultural. Las interpretaciones y ejecuciones audiovisuales acercan las obras literarias y la música al público de forma sumamente eficaz. La dimensión que tienen las interpretaciones y ejecuciones audiovisuales en tanto que vectores y multiplicadores de otras expresiones culturales no sólo tiene una importancia económica enorme, antes bien, contribuye sumamente al fomento de la diversidad cultural. En ese sentido, el Tratado de Beijing contribuye a la protección de las expresiones culturales tradicionales y 
el folclore nacional, cuestión que está sobre el tapete en varios foros de la OMPI, incluido el Comité Intergubernamental sobre Propiedad Intelectual y Recursos Genéticos, Conocimientos Tradicionales y Folclore (CIG). Como se dice claramente en el Tratado de Beijing, entre los artistas intérpretes y ejecutantes están los actores y cantantes que interpretan expresiones del folclore. 


Organización Mundial de la Propiedad Intelectual 34, chemin des Colombettes

P.O. Box 18
CH-1211 Ginebra 20

Suiza

Tel: +41 22 338 91 11 Fax: +41 22 733 54 28

Para los datos de contacto de las oficinas de la OMPI en el exterior, visite: www.wipo.int/about-wipo/es/offices/




El Secretariado del Instituto Internacional de Teatro (ITI)/Unesco dio a conocer que el 29 de abril será dedicado a la prima ballerina assoluta, quien falleciera el 19 de octubre del año pasado en La Habana.

El Instituto Superior de Danza "Alicia Alonso" está de luto, el telón ha caído como tantas y tantas noches, pero los aplausos no dejan de sonar. Una estrella se ha ocultado tras las cortinas del teatro y silenciosamente como  los ángeles Farah ha remontado el vuelo en busca de la gloria eterna. Hoy una cálida brisa recorre nuestros corazones, pero nuestros soldados, artistas,  permanecen firmes  porque han de seguir luchando  para que el Sol brille cada mañana. Querida niña tú que tanto nos enseñaste guía nuestros pasos en este sueño maravilloso del arte.  Ahora duérmete ya y descansa en Paz.

Os informamos que tras Resolución Rectoral, el próximo lunes 27 de abril de 2020 se procederá a reabrir la preinscripción para los estudiantes. Como recordaréis, tras el RD 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma, el primer plazo se interrumpió el pasado 16 de marzo, quedando todavía 11 días para su finalización. Por ello, su reapertura supondrá la continuidad del primer plazo desde el lunes 27 de abril hasta el viernes 8 de mayo de 2020, sin disminución temporal del primer plazo y acumulando las solicitudes de los/as estudiantes ya preinscritos/as a las nuevas solicitudes que se presenten.

Adjuntamos el nuevo calendario de preinscripción y matrícula, rectificando las fechas publicadas en su momento, con el fin de ajustarlas a la nueva situación derivada de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, así como el manual de preinscripción.

Para el próximo curso académico, se prevé que el inicio de la docencia en los Másteres Universitarios sea en el mes de octubre. Por ello, se ha incorporado un plazo de preinscripción extraordinario en octubre para poder dar la oportunidad a los estudiantes que, por las circunstancias actuales, vean retrasada la finalización de sus estudios de Grado.

                 Como podréis observar, habrá tres periodos ordinarios y uno extraordinario:

              PLAZO ORDINARIO:

                Primer plazo preinscripción: del 18 de febrero al 8 de mayo (interrumpido desde el 16 de marzo hasta el 26 de abril inclusive).

                Publicación admitidos: 28 de mayo.

                Matrícula: del 1 al 7 de junio.

 

                Segundo plazo preinscripción: del 1 de junio al 13 de julio.

                Publicación admitidos: 28 de julio.

                Matrícula: del 30 al 31 de julio.

 

                Tercer plazo preinscripción: del 1 al 16 de septiembre.

                Publicación admitidos: 2 de octubre.

                Matrícula: del 6 al 11 de octubre.

 

                PLAZO EXTRAORDINARIO:

 

                Primer plazo preinscripción: del 5 al 7 de octubre.

                Publicación admitidos: 23 de octubre.

                Matrícula: del 27 al 29 de octubre.

 

                La matrícula para los/as estudiantes de segundo curso o con asignaturas pendientes se producirá en los mismos plazos de los/as estudiantes que se preinscriban para el próximo 2020-21 (los cuatro plazos).

 

                Asimismo, tras la revisión de las solicitudes, ya podréis “Validar” las que cumplan los requisitos aprobados en la memoria de verificación del máster y  a “Denegar” aquellas que no los cumplan. Recordad que no debéis denegar solicitudes por falta de documentación mientras que no finalice el plazo de preinscripción.  que tendréis que hacerlo en cuanto haya finalizado el plazo de preinscripción, para que los alumnos puedan subsanar en el plazo de 10 días la documentación requerida.  

Si detectáis que los estudiantes tienen que aportar documentación en su solicitud de preinscripción mientras esté abierto el plazo, podréis poneros en contacto con ellos/ellas para que puedan adjuntarla en su solicitud. 

Desde la EMO intentaremos hacer un seguimiento de las solicitudes y os podremos comunicar si hemos detectado alguna deficiencia en la documentación de las solicitudes de los/as estudiantes para que lo tengáis en cuenta y podáis igualmente indicárselo.

En el caso de que tengáis que realizar pruebas de selección, únicamente podréis realizarlas en remoto dada la situación en la que nos encontramos 

Al haberse modificado los plazos de preinscripción, todos los que nos indicasteis ofertar vuestro máster en el antiguo segundo plazo pasará a ofertarse del 1 de junio al 13 de julio con el resto de másteres.

Se mantendrá la admisión condicionada para los estudiantes, pero se podrá justificar documentalmente que han finalizado los estudios de acceso al Máster antes del 31 de diciembre de 2020 (se amplía el plazo dos meses)

Por último, con las modificaciones del calendario de preinscripción y matrícula se ha suprimido la reserva de plaza, de manera que los/as estudiantes admitidos/as en el primer plazo se matricularán sin tener que abonar reserva.

 En el caso de que os surja alguna duda, como Directores/ras del máster podéis poneros en contacto con nosotros a través de la cuenta de correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo." target="_blank">Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., y si los estudiantes tienen dudas, les podéis indicar que se pueden poner en contacto con la Escuela de Másteres Oficiales a través del buzón de consultas https://ayuda.urjc.es.

Miércoles, 29 Abril 2020 18:15

Día Internacional de la Danza 2020

En 1982, el Comité Internacional de Danza, perteneciente al Instituto Internacional de Teatro, tomó la sugerencia del maestro ruso PieporGusev de crear un día para esta manifestación artística, por lo que la Unesco, atendiendo dicha solicitud, eligió el 29 de abril como fecha de esta celebración, esto, por ser el día que corresponde al natalicio de Jean-Georges Noverre.
Con dicha celebración se busca fomentar la participación y la atención del público sobre la importancia del arte y la cultura de la danza. Se busca masificar los eventos a nivel mundial, superando barreras políticas y culturales.

El Mensaje del Día Internacional de la Danza 2020 le ha sido encargado a Gregory Vuyani MAQOMA, bailarín, coreógrafo, docente y actor sudafricano.

"Fue durante una entrevista que tuve recientemente cuando reflexioné profundamente sobre la danza. ¿Qué significa para mí? En mi respuesta tuve que analizar mi viaje y me di cuenta de que todo se trata de un reto; que cada día presenta un nuevo desafío que hay que enfrentar, y es a través de la danza cómo trato de dar sentido al mundo.

Estamos atravesando tragedias inimaginables en un tiempo que mejor podría describir como la era posthumana. Más que nunca necesitamos bailar para recordar al mundo que la solidaridad todavía existe. Nuestra danza debe más que nunca dar una fuerte señal a los líderes mundiales, a aquellos a quienes se les confía salvaguardar y mejorar las condiciones humanas, de que somos un ejército de pensadores furiosos y que nuestro propósito se esfuerza por cambiar el mundo paso a paso. La danza es libertad y a través de ella debemos liberar a los demás de las trampas que enfrentan en diferentes rincones del mundo. La danza no es política, sino que se vuelve política porque lleva en su fibra una conexión humana y por lo tanto responde a las circunstancias en su intento de restaurar la dignidad humana.

A medida que bailamos con nuestros cuerpos cayendo en el espacio y enredándonos juntos nos convertimos en una fuerza de movimiento tejiendo corazones, tocando almas y proporcionando la curación que es tan desesperadamente necesaria. Y el desafío se convierte en una sola danza, invencible e indivisible. ¡Todo lo que necesitamos ahora es bailar un poco más!".

Al rededor del mundo destacadas figuras de la danza han leído en su idioma natal el mensaje para difundirlo alrededor del planeta, en España, la bailarina y maestra Maribel Gallardo ha sido selecciona para este cometido. Ir a mensaje

También desde el ITI Spain el Presidente del Comité Internacional de la Danza Alberto García Castaño dirige una reflexión en un día tan especial para este arte. Ir a mensaje 

En el día de hoy se ha publicado en el tablón electrónico de la URJC y en la página web, en la parte de Intranet/Relaciones Internacionales, la Resolución del Rector de la Universidad Rey Juan Carlos por la que se publican los listados definitivos de los alumnos que se les ha adjudicado una plaza parar realizar una de movilidad de estudios dentro del programa Erasmus + y MUNDE durante el curso académico 2020/2021.

Ante la situación de emergencia en la que nos encontramos, me gustaría comentaros los siguiente:

 

DEBATE DE RESILIART DE LA UNESCO
 Artistas y creatividad más allá de la crisis
 
15 de abril de 2020 | 14:00 - 16:00 (CET)
 
El decano de Facultad de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, remite la presente información para dar las orientaciones sobre la modificaciones necesarias a realizar en las Guias Docentes y en el Aula Virtual de cada una de las asignaturas del segundo semestre. 

Instrucciones y recomendaciones para la adaptación de las Guías Docentes de la FCJS

Convocatoria mayo 2019 - 2020

El 9 de abril de 2020 el Rector de la Universidad Rey Juan Carlos informó a la comunidad universitaria de que debido al COVID-19 y la emergencia sanitaria, la evaluación en la convocatoria ordinaria de las asignaturas del segundo cuatrimestre y anuales sería online. Estas indicaciones y recomendaciones persiguen ayudar, guiar y coordinar la obligada adaptación de nuestras asignaturas.

La modificación de las Guías Docentes será llevada a cabo por el Coordinador de la asignatura (docente responsable de elaborar la Guía Docente de la asignatura), quien también deberá cumplimentar el siguiente cuestionario:

Posteriormente, los Coordinadores de las titulaciones publicarán las guías docentes y todos los docentes de asignaturas del segundo cuatrimestre y anuales publicarán estos criterios en su Aula Virtual.

Plazos

17 de abril de 2020.           Modificación criterios de evaluación Guías Docentes – Coordinadores Asignaturas

20 de abril de 2020             Publicación Guías Docentes Adaptadas – Coordinadores Grados

21 de abril de 2020.            Publicación en Aula Virtual de los criterios de evaluación – Todos los docentes

22 de mayo de 2020.           Finalización de evaluación continua

1 de junio de 2020.              Comienzo convocatoria ordinaria

Pendiente de confirmación.   Cierre de actas
*** Próximamente, el Rectorado enviará el calendario académico actualizado ***

Criterios de evaluación:

Los docentes pueden optar por dos opciones de evaluación online, estas son:

Opción 1: Evaluación continua

Los docentes que realicen evaluación continua en sus asignaturas pueden sustituir la prueba final de la convocatoria ordinaria por prueba/s de evaluación continua. Para ello, es necesario que todos los docentes que imparten la misma materia adopten el nuevo criterio que ha de ser consensuado y que el Coordinador de la asignatura modifique la guía docente e incorpore esta/s prueba/s. Posteriormente, los docentes informarán y publicarán esta información en el Aula Virtual.

Aunque las clases finalizan el 30 de abril, se pueden realizar pruebas de evaluación continua hasta el 22 de mayo. Se recomienda que estas pruebas se realicen en el horario de las clases  habituales del cuatrimestre, con el fin de no solapar las pruebas solicitadas por los diferentes docentes.

Los docentes pueden establecer como pruebas de evaluación on-line: videoconferencia, entrega de un trabajo, parciales online, pruebas test, etc.

En cualquier caso, según las recomendaciones de la Fundación Madri+d, el docente debe hacer lo posible por proponer actividades inclusivas que no conlleven exclusivamente recursos audiovisuales, sino que permitan a todos los estudiantes adquirir las competencias de la asignatura del modo más sencillo posible.

Opción 2: Evaluación en convocatoria ordinaria

En caso de considerar que no se puede adaptar la asignatura al método de evaluación continua, los docentes pueden optar por hacer la prueba final en la convocatoria ordinaria el día y hora fijado en el calendario de la convocatoria ordinaria que se publicará en la página web de la Universidad (en el calendario académico solo figurarán los exámenes de las asignaturas que han optado por la opción 2). Para ello, es necesario que el Coordinador de la asignatura modifique la guía docente, incorpore que la prueba final será on-line, e informe al Coordinador de la Titulación del cambio efectuado. Posteriormente, los docentes informarán y publicarán esta información en el Aula Virtual.

En el caso de que los docentes decidan realizar una prueba final deberá llevarse a cabo a través del Aula Virtual y programarla teniendo en cuenta la fecha y hora del calendario oficial de exámenes y las características de la prueba (por ejemplo: duración 30 minutos, 20 preguntas tipo test con 4 opciones, secuencial, sin retroalimentación). Les remitimos adjunto a estas instrucciones el documento “Cómo crear un examen en el Aula Virtual”.

En los siguientes links puede encontrar información y cursos de Urjc On-line para el diseño y gestión de exámenes y calificaciones en el aula virtual:

Taller de gestión de calificaciones en Aula Virtual : https://online.urjc.es/es/formacion/itinerario-formativo-general/taller-gestion- calificaciones

• Taller de gestión de exámenes en Aula Virtual https://online.urjc.es/es/formacion/itinerario-formativo-general/taller-gestion-examenes

• Curso avanzado Moodle 3.3. Crear y configurar un examen (vídeo tutorial): https://tv.urjc.es/video/59ddc3b5d68b14630e8b4568

Con carácter excepcional, aquellas asignaturas de carácter práctico y/ o experimental en las que no sea posible completar la evaluación práctica online, tendrán que completar la calificación obtenida mediante la Opción 1 o la Opción 2, con la realización y entrega de unas actividades presenciales adicionales y deberán indicarlo explícitamente en la Guía Docente.

  • Estas actividades serán excepcionales, y deberán estar debidamente justificadas.

  • Se programarán en una duración máxima de dos semanas.

  • Se plantearán en grupos de la menor cantidad de estudiantes posible.

  • La evaluación se realizará en el mismo periodo que las prácticas, por lo que no se dispondrá de un periodo adicional para realizar la evaluación.

  • El Rectorado anunciará cuándo se pueden comenzar, según las indicaciones del Gobierno.


    Tipos de pruebas de evaluación:

    1. Siguiendo las recomendaciones de la Fundación madri+d, las pruebas presenciales previstas pueden sustituirse por las siguientes pruebas:

      page3image10674624 page3image10674816

      Pruebas
      tiempo real síncrono

      Preguntas cortas de desarrollo, temporizadas y aleatorizadas en las que se exija al estudiante razonar la respuesta.
      Exámenes con batería de preguntas tipo test de elección múltiple. Exámenes con parte tipo test y parte de redacción, con una contraseña para entrar al examen y un tiempo limitado para realizarlo y entregarlo, sin posibilidad de ir hacia atrás una vez iniciada cada parte y que las preguntas aparezcan en orden aleatorio para cada estudiante.

      Mediante videoconferencia articulando sistemas de grabación y custodia de las pruebas.

      Evaluación sumativa por actividades/proyectos realizados (exámenes a libro abierto, test, portafolios digitales, entrevistas de autoría, etc.). Podrá adoptar diferentes modalidades (cuestionarios, casos prácticos, informes...) en función de las características de las asignaturas y llevarse a cabo de forma síncrona o en un periodo limitado de tiempo.

      online en

      page3image10827072 page3image10827264

      Exámenes orales on- line con interacción directa entre docente y estudiante

      Evaluación continua

      page3image10827648 page3image10827456 page3image10827840page3image10828032


      A efectos de asegurar la identidad del estudiante, sería posible prever una entrevista a cámara abierta entre el profesor y el estudiante debidamente identificado que compruebe que sus respuestas y argumentación coinciden con la prueba realizada.

      Las pruebas de evaluación serán grabadas y/o documentadas para su posterior visualización y evidencia, y se han de prever mecanismos no presenciales de revisión de la evaluación.

      Preguntas Frecuentes:

      ¿Las ponderaciones o porcentajes de las pruebas en las Guías Docentes se pueden modificar?

      Tanto para la Opción 1 como para la Opción 2, no se deben modificar las ponderaciones o porcentajes de las pruebas de evaluación continua realizadas hasta la fecha. En el caso de la opción 1, lo adecuado sería incorporar prueba/s de evaluación continua adicional/es que supla/n la prueba final pero, en ningún caso, modificar los criterios de calificación de las pruebas ya realizadas.

      ¿Qué debo hacer si opto por la opción 1 (evaluación continua) y tengo estudiantes con dispensa académica?

      Según la normativa de la Universidad Rey Juan Carlos, la Dispensa Académica exime a los estudiantes de la asistencia a clase de aquellas asignaturas o partes de asignaturas, cuya Guía Docente así lo permita, sin que ello pueda afectar al proceso de evaluación. La Dispensa no exime de evaluación continua ni de la participación en actividades obligatorias presenciales determinadas en la Guía Docente.

      ¿Si adapto la guía docente con la opción 1 (evaluación continua) el estudiante no tiene derecho a presentarse a la convocatoria ordinaria del segundo cuatrimestre?

      Si la guía docente se modifica adaptándose a este criterio, el estudiante ya estaría evaluado, no habría una prueba adicional en la convocatoria ordinaria y, por tanto, el estudiante sólo tendría la opción de volver a ser evaluado en la convocatoria extraordinaria.

      ¿Cómo se realizará la revisión de exámenes / pruebas de evaluación?

      Los estudiantes tienen derecho a una revisión. Si finalmente la revisión tuviera que ser no presencial, se hará constar así en la publicación de las calificaciones finales, junto con el día y hora de la revisión de la evaluación, y especificar la plataforma institucional (Teams, Blackboard, etc.) que se utilizará para revisar los exámenes / pruebas.


      Para ello, las pruebas han debido ser previamente grabadas y/o documentadas para su posterior visualización y evidencia.

      ¿Qué sucede con las asignaturas con experimentalidad o carácter práctico?

      Según el procedimiento elaborado por el Rectorado, las asignaturas con alto nivel de experimentalidad o que requieran unas actividades prácticas presenciales obligatoria que todavía no hayan sido realizadas en un porcentaje de al menos un 50%, tendrán que completar la calificación obtenida mediante la opción 1 o la opción 2, con la realización y entrega de unas actividades presenciales adicionales. En todo caso, deberán indicarlo explícitamente en la Guía Docente.

      ¿Los criterios de evaluación deben ser iguales para las distintas modalidades en las que se oferta el grado (on-line, presencial, bilingüe)?

      En la medida de lo posible, los coordinadores de la asignatura consensuarán los criterios de evaluación con las otras modalidades.

      Si he optado por añadir pruebas y/o actividades para la Opción 1, ¿tengo alguna fecha u horario establecido o se ajusta según las preferencias del docente?

      Aunque las clases finalizan el 30 de abril, se pueden efectuar pruebas de evaluación continua hasta el 22 de mayo. Se recomienda que estas pruebas se soliciten en el horario de las clases habituales del cuatrimestre, con el fin de no solapar las pruebas requeridas por los diferentes docentes.

      En mi Guía docente no especificaba si la prueba final era presencial o no, ¿debo modificar la guía docente?

      Sí, todos los coordinadores de las materias del segundo cuatrimestre y anuales deben revisar y modificar sus guías docentes y cumplimentar el cuestionario facilitado por la Facultad.

      ¿Si soy coordinador de asignaturas del primer cuatrimestre debo modificar la guía docente?

      No, por el momento, estas instrucciones y recomendaciones van dirigidas a las asignaturas del segundo cuatrimestre y anuales.

      ¿La convocatoria extraordinaria será online?

      La modalidad de la convocatoria extraordinaria quedará fijada en los próximos días, de acuerdo con las indicaciones del Gobierno en materia sanitaria. A fecha de hoy no hemos recibido notificación del Rectorado en este sentido, cuando las recibamos nos adaptaremos a ellas y se lo comunicaremos lo antes posible.

      ¿Cómo evalúo a los estudiantes que no tienen recursos online?

      El Rectorado está estudiando las posibilidades para ayudar a los estudiantes sin recursos online. Si un docente tiene conocimiento de un estudiante en estas circunstancias, le pedimos que informe al Decanato.


      ¿Los nuevos criterios de la Guía Docente afectan a los criterios de la convocatoria extraordinaria?

      Efectivamente, estos criterios afectarán a la convocatoria extraordinaria si hacen referencia a pruebas reevaluables. Por ejemplo, si se solicita un trabajo a los estudiantes y suspenden o no se presentan, se solicitará el mismo tipo de prueba en la convocatoria extraordinaria.

      ¿Cómo puedo verificar la identidad de los estudiantes?

      Los estudiantes realizarán las pruebas de la Opción 1 y 2 a través de las plataformas institucionales por lo que tendrán que identificarse como estudiantes de la universidad con su usuario y contraseña.
      Si realizas una videoconferencia puedes pedir a los estudiantes que acepten la normativa de protección de datos y que se identifiquen con su documento de identidad.

      La Fundación madri+d recomienda que las pruebas de evaluación sean grabadas y/o documentadas para su posterior visualización y evidencia, y se han de prever mecanismos no presenciales de revisión de la evaluación.

      No me siento capaz de realizar exámenes online, ¿cómo puedo aprender a elaborar pruebas de evaluación online?

      Al principio de este documento se ofrecen unos vínculos con información y cursos de Urjc On- line para el diseño y gestión de exámenes y calificaciones en el aula virtual.

      Adicionalmente, desde Rectorado se están preparando nuevas guías e infografías para ayudar y acompañar a los profesores en este proceso de evaluación en remoto.

       

 

La escuela de Master Oficial de la URJC, ha enviado las siguientes indicaciones sobre la evaluación ordinaria del mes de mayo para los Master Oficial de la Universidad Rey Juan Carlos, los cuales afectan a los Master en Artes Escénicas y Máster en Gestión y Liderazgo de Proyectos Culturales.

ABC Madrid  (link a la noticia publicada)

La sustitución de las pruebas presenciales están previstas por pruebas online en tiempo real síncrono con preguntas cortas de desarrollo temporizadas y aleatorizadas en la que se exija al alumno razonar la respuesta

Jueves, 09 Abril 2020 18:52

Nota informativa de la Decana, FCJS

Tras la determinación por parte del Equipo Rectoral en el cambio de las formas de evaluación, os transmitimos el comunicado de la Decana de la Facultad a la que se encuentra adscrita las titulaciones del Instituto de Danza Alicia Alonso. Estos cambios, se están llevando a cabo en este momento por parte del profesorado del Instituto, los cuales aparecerán en las Guias Docentes que se podrán descargar a través de las paginas web del Instituto Universitario de la Danza Alicia Alonso, como de la Universidad Rey Juan Carlos.

 Debido a las circunstancias extraordinarias causadas por la pandemia COVID-19, todas las asignaturas anuales y del segundo cuatrimestre del curso 2019/2020, de forma excepcional, se ajustarán en la convocatoria ordinaria a los siguientes criterios:

·       La docencia finalizará de manera remota. 

o   Con carácter general, el periodo lectivo concluirá el 30 de abril. 

o   Para el desarrollo de actividades académicas adicionales, se podrá ampliar dicho periodo hasta el 14 de mayo.

·       Se tratará de llevar a evaluación continua todas las actividades posibles, para lo cual habrá que proceder a la adaptación de las Guías Docentes.

o   Las actividades de evaluación continua se podrán realizar hasta el 22 de mayo. 

·       Consecuentemente, todas las asignaturas se evaluarán preferentemente en evaluación continua. No obstante, aquellas asignaturas que así lo requieran, contarán con una fecha para la convocatoria ordinaria, que será en remoto. 

·       Las pruebas de convocatoria ordinaria se celebrarán después del 24 de mayo, manteniendo el mismo orden en el que estaban programadas.

·       Con carácter excepcional, aquellas asignaturas en las que no sea posible completar la evaluación práctica en remoto, deberán indicarlo explícitamente en la Guía Docente. 

o   Estas actividades serán excepcionales, y deberán estar debidamente justificadas. 

o   Se programarán en una duración máxima de dos semanas.

o   Se plantearán en grupos de la menor cantidad de estudiantes posible. 

o   La evaluación se realizará en el mismo periodo que las prácticas.

o   El Rectorado anunciará cuándo se pueden comenzar.


MINISTERIO DE UNIVERSIDADES

Reflexiones sobre criterios generales para la adaptación del sistema universitario español ante la pandemia del Covid-19, durante el curso 2019- 2020

Documento de Trabajo

Exposición de motivos

Ante la situación creada en el ámbito de la educación superior en todo el país por la crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19, el sistema universitario español necesita una serie de medidas decididas de forma consensuada para su adaptación ante los múltiples impactos de esta crisis sobre las actividades docentes. Estas medidas estarán vigentes durante este curso 2019-2020.

En este contexto, este documento sintetiza las reflexiones elaboradas en una mesa de trabajo técnica con la participación del Ministerio de Universidades, representantes delegados por las Comunidades Autónomas, representantes de las Agencias de Evaluación de la Calidad, representantes de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas y representantes del Consejo de Estudiantes Universitarios del Estado. Estas reflexiones constituyen una aportación a los criterios orientativos que debieran ser debatidos y decididos en la reunión de la Conferencia General de Política Universitaria convocada para el 15 de abril. Asimismo, previamente, son remitidas para su valoración a las Consejerías con responsabilidad sobre la política universitaria de las Comunidades Autónomas, a la Conferencia de Rectores de las Universidades Española, al Consejo de Estudiantes Universitarios del Estado, y a los representantes sindicales.

Los criterios académicos objeto de esta reflexión compartida parten de tres principios fundamentales. En primer lugar, el objetivo común es que ningún estudiante pierda este curso por esta crisis. En segundo lugar, que administraciones, universidades y agencias aúnen esfuerzos para garantizar la calidad académica de las enseñanzas que reciban los estudiantes en este final de curso 2019-2020. En tercer lugar, dejar muy claro el máximo respeto a la autonomía de las universidades en la gestión y desarrollo de sus titulaciones oficiales, así como la tutela de esa gestión por parte de las autoridades competentes, es decir las Comunidades Autónomas, con la colaboración del Ministerio de Universidades que se pone al servicio del conjunto de la comunidad universitaria. Acciones que globalmente reforzarán la confianza de la ciudadanía en la calidad del sistema universitario español y su capacidad de gestionar y superar esta crisis.

Asimismo, se considera adecuada la participación de la comunidad universitaria, especialmente del profesorado, el estudiantado y el personal de administración y servicios, a la hora de concretar estos criterios generales en las especificidades de cada titulación y/o materia.

1. Actividad docente y memorias de las titulaciones

Esta crisis sanitaria ha impactado en la actividad docente de las universidades españoles ya comenzado el segundo cuatrimestre del curso 2019-2020. En este sentido, todas las partes involucradas en la actividad universitaria, consideran que este curso debe seguir desarrollándose para finalizar cuando estaba previsto en las respectivas normativas académicas de cada universidad y/o centro, siempre teniendo el margen temporal necesario para realizar con garantías esta adaptación.

De esta forma, el desarrollo de este segundo cuatrimestre del curso 2019- 2020 implica, en estas circunstancias excepcionales, la transformación de la actividad docente (clases, evaluaciones y prácticas) de un formato presencial a un formato no presencial, con todas las matizaciones y casuísticas que se deben tener presente en cada caso concreto. Proceso que es responsabilidad de cada institución universitaria, que, en su caso, puede tener en consideración en determinados ámbitos académicos las aportaciones de las conferencias sectoriales de decanos/as.

Lógicamente, ello comporta un notable esfuerzo de las estructuras universitarias y, sobre todo, un gran esfuerzo de adaptación y de corresponsabilidad del profesorado y del estudiantado, para lo cual cuenta con el apoyo de los diferentes servicios de las universidades (pedagógicos, técnicos, informáticos...). Cabe aquí considerar como esencial que los mecanismos de coordinación internos de las titulaciones, de éstas con los centros, y de éstos con la universidad, funcionen intensamente para garantizar un proceso de transición armónico y garantista de las posibilidades reales del estudiantado de asumir el cambio de forma y método docente hacia el modelo no presencial, con un margen temporal tan limitado.

Es por ello que podría resultar muy oportuno que los órganos de gobierno de cada universidad, en consulta con estudiantes y profesores, pudieran aprobar un documento de criterios académicos de adaptación del formato presencial al formato no presencial de la docencia, válido para el conjunto de titulaciones oficiales de cada universidad, y que debería contar con la participación de los sistemas internos de garantía de la calidad e informar del mismo a sus respectivas Agencias de calidad.

Sería aconsejable que este documento fijara la temporalidad del desarrollo de este segundo cuatrimestre del curso 2019-2020, cómo se organizará la docencia no presencial y a través de qué plataforma virtual, cómo se desarrollarán las prácticas académicas curriculares y las extracurriculares, cuáles serán los criterios de evaluación generales para que cada titulación pueda adaptar a su especificidad académica, y cómo y cuándo se presentarán y evaluarán los trabajos finales de grado o de máster.

Este documente, asimismo, y de común acuerdo con las Agencias de calidad respectivas, podría incorporarse como una adenda a todas las memorias de grado y de máster para que quede constancia documental que justifique y explicite todos los cambios significativos introducidos en la actividad docente que se han debido implementar durante este segundo cuatrimestre del curso 2019- 2020, como consecuencia del impacto de la crisis sanitaria del Covid-19. Ello confiere a todo el proceso seguridad académica y jurídica, y lo circunscribe a este segundo cuatrimestre del curso 2019-2020.

Estos cambios implicarán modificaciones igualmente de carácter excepcional, que deberían acometer las universidades, en las normativas de evaluación y aquellas normativas académicas o de permanencia, para adaptarlas a la realidad de este curso 2019-20.

2. Guías docentes.

Todas las asignaturas/materias de todos los grados y de los másteres en las universidades españolas cuentan con una Guía Docente, considerada como documento oficial que vehicula al/la profesor/a y al estudiante y evidentemente al centro y universidad. Aunque las Guías se diferencian notablemente entre unos u otros centros, es generalizado el que incorporen un esquema de contenidos y su secuenciación, las competencias fundamentales a asumir, una distribución de créditos/tiempo de dedicación a actividades en grupos teóricos y a prácticos, el material de apoyo y el sistema de evaluación que se empleará. Estas Guías, en todos los casos, se elaboraron coherentemente con los elementos fundamentales que vertebran las Memorias de los títulos que fueron verificadas por las Agencias de calidad.

Por ello, ante la necesidad de transformar la actividad docente que actualmente es básicamente presencial en el sistema universitario español a un formato no presencial -con actividades sincrónicas y otras asincrónicas-, hecho que además urge realizarlo en el menor tiempo posible, la opción más operativa podría ser introducir una breve adenda en todas estas Guías Docentes. Esta adenda concretaría en cada asignatura los criterios generales aprobados para toda la universidad para la adaptación de la docencia al formato no presencial para este segundo cuatrimestre del curso 2019-2020. De esta forma, esta adenda informaría de cómo mínimo la forma en que se va a acabar de desarrollar la asignatura (contenidos, metodologías, vías telemáticas...), cómo se va a evaluar y cómo se van a desarrollar las tutorías.

Para poder hacerlo de forma coherente académicamente, es importante la labor de coordinación de las comisiones de titulación, que garanticen criterios comunes en la misma y, a su vez, orienten al profesorado ante el hecho de transformar en no presencial los contenidos, metodologías y sistemas de evaluación de cada una de sus asignaturas o materias.

Esta opción garantizaría la difusión y el conocimiento entre todo el estudiantado de cada asignatura de cómo va a implementarse este segundo cuatrimestre en estas circunstancias excepcionales en su asignatura, y, especialmente, hace público y oficializa el cambio de procedimiento evaluador y los criterios generales y específicos que lo condicionan. Esta opción, además, permitiría no tener que modificar las Guías, que podrían seguir vigentes para el curso siguiente. Asimismo, tiene la virtud que garantiza la información necesaria para el procedimiento de seguimiento de las titulaciones por los sistemas internos de garantía de la calidad y por las Agencias de calidad.

3. Prácticas.

Las diversas titulaciones tienen prácticas académicas curriculares que se establecen a través de una o varias asignaturas/materias con un cómputo de créditos diverso, y que en unos casos son optativos y en otros obligatorios. En este último caso, además, pueden tratarse de titulaciones de carácter habilitante para el ejercicio de una profesión, regulados por una norma estatal o de la Unión Europea. E, incluso, en alguna universidad está establecido que en todos sus grados las prácticas académicas externas tienen un carácter obligatorio. La casuística, por tanto, es muy amplia, y responde a una enorme pluralidad de sentidos formativos según la naturaleza académica de la asignatura/materia de que se trate.

A raíz de esta consideración general, se debería tener presente que cualquier solución que se considere, implique una diferenciación entre el estudiantado de un último curso de grado y de máster, de aquél que esté en cursos precedentes y que puede tener tiempo académico para realizar las prácticas que ahora no puedan desarrollarse. Por todo ello, puede resultar adecuado fijar unos criterios generales para todo el sistema de prácticas de una universidad, muy flexibles y adaptativos a realidades académicas extraordinariamente dispares que existen, pero que al mismo tiempo garanticen el rigor y calidad de las misma, que se deberían concretar luego a nivel de titulación por sus órganos de dirección y o coordinación.

En aquellas prácticas que se dirijan a estudiantes de último curso y que no estén en títulos de grado o de máster habilitantes, pueden fijarse un mínimo en el porcentaje de realización a partir del cual el resto del tiempo fijado de prácticas puede suplirse por la realización no presencial de otras actividades académicas relacionadas evaluables, que pueden ser de diverso tipo. Este porcentaje puede incrementarse por cada universidad o titulación según considere.

En el caso de prácticas que se dirijan a estudiantes de último cursos de grados o másteres que sí tienen el carácter habilitante, se puede aplicar los mismos criterios anteriores o, dependiendo de los casos, concretar una realización de dichas prácticas, o del tiempo que falta en su realización, de carácter intensivo y concentrado temporalmente en cuanto la situación sanitaria lo permita y siempre dentro de este año 2020, siendo temporalmente adecuado no sobrepasar el mes de septiembre u octubre para ello. En esta tipología de prácticas que, aunque estén en títulos de carácter habilitante tienen naturalezas académicas muy dispares, podría resultar adecuado tener presente los planteamientos consensuados por las conferencias sectoriales de decanos/as de estos ámbitos, ya que podría facilitar soluciones relativamente comunes en una misma titulación, aunque se imparta en universidades diferentes. Este podría ser el caso de las prácticas en titulaciones del ámbito de la Salud o de la Educación, por ejemplo.

Para aquellos estudiantes que estén cursando cursos de no finalización de la carrera, la opción óptima sería retrasar la realización de las prácticas (o del tiempo no desarrollado de las mismas) al próximo curso.

En cualquiera de los casos, estas opciones, si son criterios generales que afectan al conjunto de prácticas que se implementan en la universidad deberían ser incorporadas a esa adenda que se añade a todas las memorias de las titulaciones oficiales. Si, en cambio, hace referencia a cómo se llevarán a cabo las prácticas de una asignatura concreta en una titulación determinada, deberían incorporarse a las adendas de dichas asignaturas.

Todas las opciones deben garantizar la mínima calidad indispensable de las actividades prácticas académicas. Siendo las universidades en el ejercicio de su autonomía y por el conocimiento de sus titulaciones y sus especificidades las que concretarán estas propuestas.

Finalmente, cabe tener presente las prácticas académicas externas no curriculares, que se desarrollan en diversas titulaciones. En este caso, la opción más adecuada, especialmente si son estudiantes no de último curso de carrera, es la suspensión temporal de la práctica y su traslado a otro momento académico en este u ulterior curso. Ahora bien, dependiendo de la naturaleza de la práctica, podría no suspenderse, y si las partes (estudiante y empresa o institución) así lo acordasen realizarse en formato online. Siempre garantizándose las condiciones previas y la calidad del proceso formativo implicado.

4. Evaluación.

El sistema universitario español actualmente articulado en términos docentes por los principios del Espacio Europeo de Educación Superior, como así se recoge en la legislación vigente, asumió como básico el sistema de evaluación continuada, que, en cada universidad, titulación y asignatura, tiene una concreción específica coherente con su naturaleza académica y formativa y en relación al volumen de estudiantes matriculados, que es recogida en sus guías docentes y acorde sus normativas de evaluación. Si bien en todos los casos tiene como objetivo la evaluación del progreso continuado de aprendizaje del estudiante.

En este sentido, el sistema de evaluación continuada, y su plasmación relativamente flexible, implica en la práctica que actualmente haya asignaturas o materias con un número elevado de evidencias evaluativas, y en otros casos éstas sean limitadas. Asimismo, en algunas se incorporan al proceso evaluativo trabajos individuales o colectivos, seminarios, exposiciones, experiencias de laboratorios, pruebas prácticas, y en otras se confiera un valor relevante a los exámenes presenciales. Planteamientos que están, al mismo tiempo, mediatizados por un elemento clave como es la magnitud de la clase: no es igual evaluar a 200 estudiantes que evaluar a una clase con 10 estudiantes, en el sentido de que las estrategias evaluativas y los procedimientos a implementar van a tender a ser relativamente diferentes.

Ante la crisis sanitaria, y mientras no cambien las medidas aprobadas de confinamiento actualmente aprobadas, obliga a transformar la evaluación presencial actual en un sistema de evaluación no presencial fundamentalmente.

Para garantizar la transparencia de este cambio, su difusión y la equidad de oportunidades para el estudiantado, sería adecuado introducir en la adenda aprobada por los órganos de gobierno de la universidad, y que se incorporará a todas las memorias de titulación, unos criterios generales de evaluación no presencial.

Esta opción permite que, a su vez, cada titulación y al final cada asignatura concrete posteriormente cómo va a proceder para evaluar los resultados del aprendizaje de este segundo cuatrimestre del curso 2019-2020. Delimitando, así, cuáles serán los criterios de evaluación específicos y los métodos que se implementarán, así como su temporalidad. Estas actuaciones deberían consensuarse con los estudiantes y difundirse con el tiempo académico necesario para que éstos puedan asumir el cambio y prepararse adecuadamente.

Esta información concreta formaría parte de la adenda que se incorpore excepcionalmente para este curso a las Guías Docentes, dando seguridad jurídico-académica a todas las partes implicadas en el proceso-evaluativo.

En unos casos este cambio no supondría mayor problema, al especificarse en la Guía la fórmula elegida, porque la evaluación actual ya se basaba en evidencias como, por ejemplo, trabajos a presentar por el estudiantado. Por lo que su plasmación no presencial es relativamente fácil.

En cambio, en otros casos, sí que podría haber problemas de adaptación en asignaturas/materias con un número de estudiantes importante. Aquí se podrían arbitrar soluciones académicas alternativas a las pruebas tradicionales presenciales (preguntas tipo test, orales, casos prácticos, etc...) siempre contando con el uso de recursos metodológicos, tecnológicos e informáticos que permitan superar los inconvenientes del número alto de estudiantes, garantizando de esta forma el rigor y la calidad académica del procedimiento evaluador.

Hay un tercer grupo de asignaturas que podría necesitar una solución ad hoc, aquéllas en que su evaluación es fundamental o totalmente práctica (por ejemplo, desde algunas del grado de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte a otras de grados o másteres que requieran el uso de laboratorios, como podría ser Veterinaria). En estos casos, se deberían valorar opciones alternativas no presenciales de evaluación e, incluso si cambiase la situación de confinamiento y las medidas sanitarias excepcionales y durante este curso académico, aunque con posterioridad a las fechas de evaluación establecidas hasta ahora, podrían realizarse presencialmente.

De forma global a todo este cúmulo de cambios en el sistema de evaluación de las asignaturas o materias que configuran el plan de estudios de cada titulación oficial, se debería asegurar que cualquier propuesta que se aporte pueda tecnológicamente ser asumida por todo el estudiantado. En caso de que así no fuera, las universidades, con el apoyo de la administración, deberían proporcionar la capacidad de cobertura al conjunto del estudiantado.

5. Procesos de seguimiento y de acreditación de titulaciones de grado y de máster.

Los criterios generales que acompañen a las adendas de las memorias de los títulos oficiales de grado y de máster, si son consensuados por las universidades y por sus respectivas agencias de calidad, garantizan la oficialidad del procedimiento y el que las opciones elegidas de adaptación de la docencia presencial a la docencia no presencial sean consecuentes y coherentes con los proyectos formativos que implican cada título -y que en el fondo, suponen un compromiso firme entre las universidades y la sociedad-. Esta opción permite, a su vez, que todo el sistema sea conocedor de los criterios genéricos y de las especificidades que los concretan en cada universidad, centro, titulación y asignatura/materia -en este caso, a través de las Guías Docentes-. Al mismo tiempo, que garantiza que cuando se produzca un proceso de acreditación en unos años, haya documentación sólida y contrastable de la excepcionalidad de la situación académica vivida durante el curso 2019-2020.

El papel de la ANECA y de las Agencias de calidad universitaria de las Comunidades Autónomas es muy destacado, al colaborar desde un inicio con las universidades en esta adaptación de la docencia, de forma que todas las partes tengan la misma información desde el primer momento. Ello facilitaría, lógicamente, todos los procesos posteriores de seguimiento y acreditación.

En este sentido, sería muy importante que los procesos de seguimiento de las titulaciones siguieran desarrollándose, para así acompañar el desarrollo de este cambio de un modelo básicamente presencial a otro fundamentalmente no presencial. Esto permitiría detectar disfunciones y poder aportar soluciones, en un tiempo relativamente breve, dado que hablamos de un período de excepcionalidad limitado.

6. Difusión.

Todos estos cambios excepcionales, deberían ponerse en conocimiento de todo el profesorado y del estudiantado, de las administraciones y de las agencias de calidad en el plazo más breve posible.

7. Temporalidad académica.

El inicio y finalización del curso académico universitario depende de la decisión de cada universidad, existiendo consuetudinariamente un margen relativamente amplio, aunque en general la duración en semanas académicas del curso sea bastante igual en todas al aplicar los principios operativos del EEES. Este hecho, podría permitir, dentro de unos márgenes que en algunos casos podrían consensuarse por las diferentes universidades de una Comunidad Autónoma, que cada universidad pueda adaptar esta finalización del curso e inicio del siguiente para asumir cambios en la actividad docente que se deben producir (y se están produciendo) en este segundo cuatrimestre del curso 2019- 20, como consecuencia de la pandemia del Covid-19.

8. Trabajos finales de Grado y Trabajos Finales de Máster

Los TFG y los TFM deberán adaptarse a la situación de emergencia igualmente como el resto de la actividad docente universitaria.

Las universidades podrán fijar nuevos requerimientos académicos, nuevos márgenes temporales y arbitrar la fórmula no presencial para su presentación y valoración por las comisiones respectivas. Estos planteamientos de adaptación globales de los TFG y TFM, deberían incorporarse en la adenda con los criterios generales que aprobarán sus órganos de gobierno y que se incorporarán a las Memorias de los títulos. A partir de los mismos, posteriormente cada centro y/o titulación podrá adaptarlos, a su vez, a su naturaleza y características académicas y formativas.

En todo caso, se pueden constatar dos casuísticas diferenciadas: las de aquéllos TFG o TFM que deberían presentarse este curso 2019-2020, y las de aquéllos que estén siendo realizados, pero que el estudiante no esté en el último curso. En el primero de los casos, las universidades y los centros deberían reforzar la actuación de los tutores académicos y su acción orientativa y de seguimiento sobre el estudiantado implicado, para adecuar el proceso de investigación y elaboración a las condiciones de acceso a la información, la bibliografía o la realización de prácticas actuales. En este caso, se deberían, asimismo, explicitar previamente los criterios de evaluación, con el consenso y conocimiento del estudiantado con el tiempo adecuado para su superación, como igualmente poner de manifiesto el método o plataforma que se utilizaría para la presentación y defensa del TFG o TFM virtual.

Ante la situación actual, las universidades podrían ampliar los plazos de presentación para facilitar su elaboración al estudiantado, aunque siempre dentro del presente espacio temporal del curso 2019-2020.

Aquellos estudiantes que estén desarrollando ya sus TFG o TFM pero no se encuentren en el último año de carrera, deberían poder seguir haciéndolo durante el curso posterior o cursos posteriores con normalidad.

Madrid 4 de Abril de 2020
El Ministro de Universidades El Secretario General de Universidades

Manuel Castells Oliván José Manuel Pingarrón Carrazón

Página 1 de 9

Conéctese con nosotros

Estamos en las Redes Sociales.
Está aquí: Home Home Administrador