Alicia Alonso fallece a los 98 años en La Habana.

17 Octubre 2019 En Noticias

Sobre las 16:00 hrs, llegaba la noticia a nuestro Instituto de Danza Alicia Alonso, la noticia del fallecimiento de nuestra Alicia Alonso, Pedro Simon Director del Museo Nacional de la Danza de Cuba, en medio de su inmenso dolor, se comunicaba con Alberto García Castaño para confirmarle la trágica noticia. En estos momentos en La Habana comienzan los preparativos para realizar los actos y el funeral a una de las artistas más importantes del siglo XX. 

Alicia Alonso nació el 21 de diciembre de 1920; en La Habana, Cuba. A los 9 años comienza sus clases de ballet en la escuela de Pro Arte Musical con el maestro ruso Nikolai Yavosky, poco después se estrenaría en el vals de la Bella Durmiente, con coreografía de su maestro. 

Pronto Alicia comienza a destacar entre las alumnas de Pro Arte Musical y se estrena al año siguiente en una versión de El pájaro azul en el mismo Ballet. 

Su partida a Nueva York se daría en muy corta edad, teniendo muy pronto contacto con los maestros más importantes de su época, Enrico Zanfretta, Alexandra Fedorova, Anatole Vilzak, quienes forjan su técnica, pero no así su arte.

Anthony Tudor, pronto llegaría a su vida, cuando Alicia Ernestina de la Caridad Martinez del Hoyo, llega al Ballet Theatre, después de haber estado en el Ballet 
Caravan, dos compañías surgidas mientras Alicia bailaba en las Comedias Musicales de Broadway.

En el American Ballet Theatre comienza la construcción del mito, se convierte en la primera latinoamericana en llegar a ser estrella de la compañía y pronto se objeto de admiración de los bailarines más importantes del momento. Su arte fue compartido con bailarines como Anton Dolin, su primer Albretch en el papel que la catapulto al estrellato "Giselle".

Sus años en Nueva York no la alejaron de su Cuba natal y cada vez que podía organizaba funciones en la Sociedad Pro Arte Musical que la acogía junto a Fernando y Alberto Alonso; quienes también tenían carrera internacional en el Ballet.

A la altura de 1948 aprovecha una crisis en la compañía para organizar el Ballet Alicia Alonso, que tuvo su primera presentación con clásicos como el Gran Paso de Quatre, Las Silfides entre otros ballets muy famosos en la época. Así daba los primeros pasos de algo que se convertía en su sueño, llevar el ballet a cada rincón de su país, y luego a cada rincón del mundo.

Y es precisamente esto lo que define la vida de Alicia Alonso, su empeño porque el Arte y la Cultura llegue a todas partes del mundo, su convicción de que el Arte ayuda y purifica el alma humana, por eso como hizo una vez en Cuba, ayudo en la creación y la formación de Instituciones y escuelas para formar bailarines en diferentes lugares del mundo. Así surge el Instituto de la Danza Alicia Alonso de Madrid que desde hace casi 30 años, es el mayor exponente tanto de su método como de su metodología y sus propios ideales.
Varias veces visitó este centro, compartiendo de manera jovial y cercana su experiencia con los alumnos que también consideraba suyos. 

España tiene relación en su vida desde muy joven, más bien niña, cuando la familia al completo, viaja a Jerez de la Frontera donde su padre venia a la Feria de Caballos, con el fin de comprar los nuevos ejemplares que utilizaría el ejercito. Así la pequeña Alicia viaja con la promesa hecha a su abuelo, que tenia sus Orígenes en Santander, que al volver le bailaría las danzas españolas. Mucho después y ya como profesional este aprendizaje la hizo notoria ante los ojos de Leonide Measinne, del que luego bailaría el mítico "Sombrero de Tres Picos.

A España la unió su amistad con grandes artistas como: Monserrat Caballé, Tereza Berganza, Antonio Gala, Antonio Ruiz, Marienma, Placido Domingo, entre otros.

En sus años en Nueva York, se codeo con los mas importantes artistas de la época, los cuales también la admiraron por su talento, esfuerzo y tenacidad. Su arte siempre dijo, fue el resultado del trabajo, y cuando daba un consejo, empezaba siempre por el mismo, trabajar, y trabajar bien cada día, porque en la danza cada día es único, porque es la única manera de lograr tener una buena técnica, siempre la técnica es la vía, no el fin en si misma, la técnica es la que nos permite lograr una buena interpretación, porque si donimanos la técnica podemos expresar todo aquello que el personaje necesita para ser verídico. 

En 1960 después de un período fuera de Cuba, Alicia Alonso, Fernando Alonso y Alberto Alonso, tienen las circunstancias propicias para volver a reunir al Ballet Alicia Alonso, que ahora se llamaría Ballet de Cuba, y mas adelante el Ballet Nacional de Cuba.

Muy pronto la compañía es reconocida a nivel internacional y los críticos que conocían bien a Alicia Alonso, comienzan a hablar del milagro cubano, para llamar al fenómeno de una compañía que por su forma diferente de interpretar y bailar revitalizaba los grandes clásicos. Así pronto se reconoció una nueva escuela, la más joven de las conocidas, la escuela cubana de ballet.

Así llega el reconocimiento, pero no para Alicia Alonso, si no para aquello que un día fue un sueño, y que ahora era su realidad. Muchos fueron los galardones y condecoraciones recibidos durante la gran trayectoria de Alicia Alonso. Los más importantes de la Danza, por supuesto que los ha compartido en su Museo Nacional de la Danza. El vellocino de oro, El Dance Magazine, La medalla por el Mérito en las Bellas Artes, el Grand Prix de la Ville de París; y muchos países del mundo la han condecorado con las más altas Ordenes y Condecoraciones de Honor. Alrededor del mundo, muchas Universidades tanto de Latinoamérica como de Europa la han reconocido por su aportación a la Enseñanza y la Investigación en el Arte de la Danza con el mayor honor Académico, los Doctorados Honoris Causa. 

En la actualidad, Alicia Alonso continuaba siendo la Directora General del Ballet Nacional de Cuba. Presidenta de la Fundación que lleva su nombre, a la que ha encargado la salvaguarda de su legado, así como a cada uno de los bailarines que se han formado bajo el método que junto a Fernando Alonso y Alberto Alonso creo para los cubanos, pero también para el mundo. Construir siempre construir, nunca destruir ha sido su lema, lema que hoy todos aquellos que la hemos admirado y amado tomaremos como lema de nuestra vida.

Hoy se ha ido una gran mujer, una gran artista, una gran persona. Adiós y siempre Alicia Alonso. 
 










 








 

Galeria de Imágenes

 

Contacto

Instituto Universitario de Danza Alicia Alonso
Universidad Rey Juan Carlos
Campus de Fuenlabrada
Aulario IV.
Camino del Molino SN 28943, Fuenlabrada Madrid, España

  • Tel: +34 914-888-177
    Fax: +34 911-309-866

Conéctese con nosotros

Estamos en las Redes Sociales.
Está aquí: Inicio La Institución Noticias Alicia Alonso fallece a los 98 años en La Habana.